Archivo del sitio

Y eso…¿qué es? (SPF)


El otro día, ante la perspectiva de buen tiempo y el lamentable aspecto de una de las ventanas de mi casa, que estaba así a causa de los rigores del invierno, me armé de valor para entrar en la ferretería de mi calle a comprar algún producto para restaurarla.

Determinación para solucionar el problema no me faltaba, era sencillo: entraría, compraría el producto necesario y pasaría a la acción. ¡¡Sencillo!!

Dicho y hecho, entré en la ferretería y un atento dependiente me preguntó que deseaba, animado por la cordialidad demostrada, le expuse mi problema y, de repente, todo cambió; aquel buen hombre empezó a relatar, con una jerga indescifrable, el paso a paso, los productos, también de nombres impronunciables, que tenía que utilizar y, por supuesto, comprar. Con un lenguaje excesivamente técnico me explicó las bondades de los productos, eran una gran novedad.

Aún así, lo que iba a ser fácil y sencillo se transformó en algo complicado, mi determinación se vino abajo. Le di las gracias al atento dependiente y me despedí diciéndole que lo pensaría.

Creo que quien más quién menos, hemos vivido alguna situación similar, es por eso que nos hemos decidido a aportar nuestro granito de arena para que el sector que nos compete, la estética profesional, sea más claro para todos.

Para ello trataremos de explicar en nuestro blog la terminología, principios activos, técnicas y demás tecnicismos propios del sector de forma clara y para que todos lo entendáis.

Nos encantaría que participaseis haciendo comentarios, preguntas o poniendo en duda lo publicado, y como el movimiento se demuestra andando, aquí tenéis el primero.

SPF – FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

fotoproteccion

Estando como estamos a las puertas del verano, hemos creído conveniente empezar por el SPF, dicho en castellano, el Factor de Protección Solar.

Estas siglas nos indican el tiempo que podemos exponernos al sol sin riesgo de quemaduras usando un protector solar

Por ejemplo: una persona que es capaz de estar 10 minutos expuesta al sol sin quemarse, si utiliza un fotoprotector 15 le supondrá una protección 10×15, es decir, 150 minutos, eso si, en circunstancias normales, por lo que debemos tener en cuenta ciertas variables que podrían alterar dicha regla:

  • El tipo de piel, cuanto más clara mayor riesgo y más protección a aplicar
  • La cantidad y frecuencia de la aplicación
  • El nivel de radiación UVI: bajo, moderado, alto, muy alto y extremo, como es lógico a mayor nivel de radiación menor tiempo de exposición
  • Las actividades realizadas como el baño o el ejercicio físico que produzca sudor
  • La fecha de apertura del fotoprotector, una vez abierto comienza a perder propiedades por lo que se recomienda usarlos nuevos todos los años

Para evitar sustos es conveniente seguir ciertas reglas:

  1. Aplicar el fotoprotector generosamente 30 minutos antes de la exposición al sol.
  2. Volver a aplicarlo cada 2 horas, después de un baño o de un ejercicio que nos haya hecho sudar.
  3. Si tomamos alguna medicación, comprobar que no sea fotosensibilizante.
  4. Evitar colonias que contengan alcohol o cítricos.
  5. Beber abundantes líquidos (no alcohólicos)
  6. Después de la exposición solar usar una crema hidratante que calme e hidrate y restaure la piel.

La fotoprotección es fundamental para evitar el envejecimiento prematuro y las lesiones en la piel.

EL COLÁGENO


Somos Colágeno

En este post quiero descubriros la verdadera importancia del colágeno en nuestro organismo y las consecuencias de su carencia.

Normalmente asociamos el colágeno a cremas y tratamientos de belleza, pero ¿sabemos realmente lo imprescindible que es para nosotros?

colágeno

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo, siendo parte esencial de huesos, ligamentos, tendones, cartílagos, piel, córnea ocular, encías, pared de arterias y vasos sanguíneos, también forma parte del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales

Como veis somos colágeno, ahora es inevitable la siguiente pregunta:

¿Qué pasa si nos disminuye el colágeno?

Con el paso del tiempo producimos menos colágeno (a los 40 años  la mitad que en la adolescencia), se degrada y aparecen las  arrugas en la piel, los dolores articulares, perdida de densidad ósea, etc. dando paso a enfermedades reumáticas como la artrosis y la osteoporosis.

La artrosis es una degeneración del cartílago (recordemos que está formado por colágeno) que protege los huesos de la articulación. Esta degradación va avanzando hasta la completa destrucción del cartílago y finalmente hasta el desgaste de los huesos.

atrosis2

También puede deberse, además de a la edad avanzada, por haber sometido la articulación a un fuerte desgaste (caso de deportistas o de algunas profesiones) o a traumatismos.

La osteoporosis consiste en la perdida de densidad de los huesos, de manera que acaban por romperse con facilidad. Esta enfermedad incide más en la mujer debido a la disminución de los niveles hormonales durante la menopausia.

Osteoporosis-bone

Recientemente los científicos han descubierto que la perdida de calcio de los huesos no está tan relacionada con su ingesta (como se creía) como con la falta de matriz colágena donde pueda sujetarse el calcio ingerido.

Ya sabemos las consecuencias, ahora falta saber cómo evitarlo

La cocina tradicional está llena de alimentos ricos en colágeno: caldos de carne y de pescado, embutidos, callos, manitas de cerdo, gelatinas, etc.

Sin embargo no todo el colágeno que comemos es utilizado por nuestro organismo con  la misma eficacia y rapidez. El colágeno es una molécula grande y compleja (hablaré de ella y de su utilización en la cosmética en otro post), de difícil absorción por el aparato digestivo, causando con frecuencia flatulencias y digestiones pesadas.

Además (nutricionalmente hablando) no son alimentos muy recomendables para incluirlos en nuestra dieta diaria debido a su alto contenido en grasas y azúcares.

La buena noticia es que hoy en día disponemos de complementos alimenticios de colágeno que ha sido desgrasado y predigerido mediante un proceso de cocción que lo hace más soluble y fácilmente asimilable por nuestro organismo.

suplementos-omega-1024x587

 

 

 

Y tú, ¿necesitas un extra de colágeno?