Archivos Mensuales: julio 2013

Manicura francesa invertida


El nail art nos ha invadido este verano, como ya suponíamos y os anticipábamos meses atrás, así que ¿por qué no probar nuevas manicuras?

Esta vez queremos hablaros de una manicura muy original y elegante: la manicura francesa invertida. Un clásico que parece reinventarse para crear una nueva tendencia de nail art que, con total seguridad, te fascinará.

Trataremos de explicarte cómo hacer lamanicura francesa invertida paso a paso.

Violetas y azules para tus uñas
Hemos decidido optar por dos tonos que se adaptan perfectamente a cualquier situación y circunstancia y son perfectos para la nueva temporada: el violeta y el azul oscuro. Colores modernos, sofisticados y veraniegos que nos trae como siempre China Glaze.

Ambos tonos se combinan a la perfección en una manicura francesa pero, ¿cómo puedes darle a esta manicura un aire distinto? con estas imágenes queremos que veas como  las manicuras francesas pueden ser muy trendys: invertiremos la manicura y tenemos una nueva tendencia de nail art fascinante.

Es muy fácil, solo tienes que tener unos minutos disponibles para dejar que los colores se sequen bien. Un poco de pulso y en poco tiempo, puedes hacer tú misma una manicura francesa invertida veraniega y original.

Te contamos cómo hacerla paso a paso en esta galería de imágenes.

Fuente Marie Claire
Anuncios

A contar las calorías, ¿debemos hacerlo o no?


Aparte de hacer ejercicio, para preparar la operación bikini recurrimos siempre a la dieta. Al igual que los músicos van contando compases cada vez que escuchan una canción, muchas chicas y chicos comienzan a contar calorías de forma compulsiva. Pero ¿es una buena idea contar las calorías?

contarcalorias

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el aporte calórico de un alimento no es el único factor que debemos tener en cuenta para considerar si es más o menos sano.

Veamos qué otros aspetos hay que controlar, además de las calorías de los alimentos.

Antes de nada, algo que todo el mundo debería hacer es saber cómo leer la etiqueta nutricional de los productos. Gracias a la normativa, desde hace unos años todos los productos deben ir adecuadamente etiquetados, lo cual es una ayuda para el consumidor.

En el etiquetado nutricional aparecen, o deberían aparecer, los nutrientes que contiene cada alimento, tanto por ración como por cada 100 gramos de producto. Si queremos comparar dos alimentos distintos, lo más fácil es comparar con las cantidades por 100 gramos, ya que las raciones no siempre son iguales.

Además de prestar atención al aporte calórico, no debemos perder de vista otros aspectos como el aporte de grasas, cuántas ellas son saturadas, o el aporte de azúcares.

De esta forma os daréis cuenta de que muchos de los alimentos anunciados o considerados como “de dieta” o “para cuidar la línea” contienen en realidad una caltidad alta de azúcar, que obviamente no es buen compañero de una nutricióne quilibrada. Este es el caso de muchos cereales de desayuno.

La cantidad de sodio y los gramos de sal de un alimento, que también deben estar indicada en la etiqueta nutricional, también han de tenerse en cuenta ya que ambos, en cantidades excesivas contribuirán a la retención de líquidos, y pueden llevar a otro tipo de enfermedades coronarias.

En definitiva, no os guiéis sólo por el número de calorías de un alimento, ya que el hecho de que tenga un aporte calórico bajo no es indicativo de que tenga cabida en una alimentación saludable. Aprended a leer las etiquetas, comparad las distintas opciones y tendréis mucho ganado.

Resumiendo, lo que debéis tener en cuenta a la hora de “revisar” un alimento es:

  • Nutrientes (por cada 100g.)
  • Aporte de grasas (saturadas y no)
  • Aporte de azúcares.
  • Cantidad de sodio
  • Gramos de sal